Una mujer respeta los deseos de su prometido de donar sus órganos

“Su parte más hermosa fue su corazón”

La prometida de Rafael, Kathy, estaba inicialmente en contra de la donación de órganos. Sin embargo, después de sentir que Rafael le envió una señal, Kathy autorizo la donación para honrar el espíritu generoso de Rafael.

Rafael Bruno Colon tenía un corazón genuino y hermoso. Eso fue lo que atrajo a Kathy Allen cuando conversaba con él en su primera cita mientras consumían comida china. Le maravilló que dos personas de orígenes y ciudades diferentes, Rafael de Humbolt Park y ella de Des Plaines, Illinois, pudieran tener tanto en común. Se asombró de que este hombre, que había enfrentado muchas dificultades mientras crecía y luchaba contra la adicción, aun así pudiera tener semejante fe en Dios y tanto amor por todas las personas que lo rodeaban.

Mucha gente conocía a Rafael como a esa persona que ayudaría a quienquiera que lo necesitara aun cuando él mismo tenía muy poco para compartir. Dos años después de su primera cita, Rafael y Kathy estaban comprometidos y planeaban casarse en la primavera del 2020.

Rafael y Kathy estaban comprometidos y planeaban casarse en la primavera de 2020.

En el corredor de honor

Sin embargo, cuando a la edad de 41 años, Rafael fue puesto en máquinas para mantenerlo vivo luego de un paro cardiaco, Kathy se encontró de pronto enfrentada a lo inimaginable, batallando por encontrar la forma correcta de honrarlo. Cuando se le habló por primera vez acerca del deseo de Rafael de ser donante de órganos, Kathy se resistió.

“Al principio entré en conflicto y estuve en contra (de la donación) porque no tenía una perspectiva positiva”, nos dijo Kathy. “Rafael estaba inmóvil, y yo tomé su mano y recé. Le dije: ‘No sé qué hacer, estas personas quieren tus órganos’. Le pedí que me diera una señal, y en ese mismo momento salió una lágrima de su ojo y muy levemente sentí un apretón en mi mano. Entonces dije, ‘hagámoslo’. No hubo ninguna duda en mi mente, ya sabía lo que quería. Ahora me apasiona la donación de órganos”.

Shannon Wyatt, Especialista de donación en Gift of Hope, apoyó y guio a Kathy y a la familia durante el proceso de donación de órganos. Explicó a Kathy lo que se conocía como “corredor de honor”, donde los empleados del hospital se alinean a lo largo de los pasillos en apoyo silencioso mientras la familia del donante camina por el hospital seguida por el personal quirúrgico, leyendo los mensajes y recuerdos de la familia.

“Yo no hubiera podido hacerlo sin Jessica”, dijo Kathy. “Ella nunca se separó de mi lado durante todo el proceso. Inclusive caminó conmigo durante el corredor de honor a las 7 de la mañana. Eso fue muy significativo”.

Rafael era conocido por muchos como el tipo de persona que ayudaría a cualquiera que lo necesitara. Fanático de Superman, Rafael siempre fue optimista y creía que era importante marcar la diferencia y apoyar a los demás.

El corazón de un superhéroe

Habiendo nacido en el Bronx, New York, la familia de Rafael se mudó a Puerto Rico cuando él era niño, y luego a Humbolt Park en Chicago. Rafael aprendió a hablar inglés viendo televisión, incluyendo las repeticiones del programa El Show de Lucy. Fanático de Supermán, siempre fue optimista y pensaba que era importante marcar una diferencia y retribuirles a los demás.

“Se fue como Supermán, el héroe que siempre quiso ser”, dijo Kathy. “La adicción no iba a permitirle ser un héroe, de modo que Dios lo utilizó de otro modo para que fuera el héroe que estaba destinado a ser”.

Por medio del proceso de donación, el corazón de Rafael, sus dos riñones y su hígado fueron donados para pacientes de trasplantes. En la primavera pasada Kathy recibió una carta del beneficiario del trasplante de corazón, conversaron y luego Kathy fue invitada a visitarlo en Mississippi durante el verano.

“Cuando supe que Rafael iba a donar su corazón, ya no tuve que dejarlo ir, su parte más hermosa era su corazón”, dijo Kathy. “Creo que el saber que un hombre iba a recibir ese corazón me ayudó a superar el duelo. De cierta manera, fue como si ya no tuviera que dejarlo ir. Ahora su corazón está siendo aprovechado. No puedo siquiera decirle lo que significa el saber que voy a oír su latido otra vez”.

Join the Organ and Tissue Donor Registry by Clicking Here or Texting COMMIT to 51555.